Posts

, ,

Cómo funciona una oferta en Geenapp

Si tuviera que encontrar la forma más sencilla de explicar el funcionamiento de Geenapp a alguien del sector ad-tech le diría que piense en Google Adwords / Google Adsense. El concepto es el mismo, aunque internamente nos parecemos en poco. Somos una plataforma, estamos en medio y “hacemos cosas”.

Geenapp está formado por dos bloques principales, que internamente se subdividen. El primer bloque es el de “tener” las ofertas (anunciantes) y el segundo es el de “servir” las ofertas (publishers).

Cómo es el ciclo de vida de una oferta

Lo primero que necesitamos son campañas de publicidad. Por ello tenemos contactos con más de 200 anunciantes que nos sirven de fuente. En este caso todo el sistema es programático, es decir, se gestiona 100% por máquinas, aunque tenemos varios procesos manuales para mejorar la calidad.

Cuando nos traemos las ofertas de un anunciante lo primero es asignarlo a una App. Geenapp es App-centric lo que significa que todas nuestras campañas están asociadas a una App (ya sea de Android, iOS, Windows…). En este momento, mediante un panel vemos todos los datos de la oferta (CPI, moneda, descripción, países, dispositivos, capping…) y una persona decide si esa oferta ha de entrar en el circuito de Geenapp. Este es nuestro primer filtro donde “aceptamos” o “rechazamos” ofertas. En el momento en el que se acepta la oferta pasa automáticamente a nuestra plataforma. A partir de aquí las ofertas se actualizan automáticamente, de forma que los anunciantes pueden realizar los cambios que consideren necesarios, pudiendo mejorar las pujas y tener más posibilidades de servir la campaña.

En este momento en el que la oferta está en la plataforma ocurren varias cosas. Una de ellas es el proceso de Geenapp Quality del que ya os hablamos en otra ocasión.

Qué ven los publishers

Si nos vamos al otro extremo, al de los publishers, desde tu Panel de Publisher puedes ver muchas herramientas y sistemas, aunque hay dos que permiten mostrar las ofertas (sin banners o plugins). Uno es el del listado de Apps, que funciona mediante nuestro sistema de Smart-Link. El otro, que sólo ven publishers que tienen afiliados, es el de las “ofertas”.

Si vamos al primero de los casos (y en el que se basan prácticamente todas las herramientas que tenemos), el del Smart-Link, lo que ofrecemos es un único enlace para una App. Este enlace funciona en cualquier dispositivo móvil y cualquier país, y cuando se pulsa en él detecta que dispositivo tienes y en qué país estás y busca en nuestra plataforma la mejor oferta para esa combinación en ese momento. Esto implica, en tiempo real, calcular que no se haya superado el capping, buscar el mejor precio (teniendo en cuenta sistemas internos de potenciación o boost), si es incentivado o no y que la campaña coincida con esa App, País y Dispositivo. Además revisamos que ese Publisher pueda ofrecer esa aplicación, ya que tenemos scoring de publishers según su calidad de tráfico. Este sistema tiene cosas buenas y malas. Las buenas se centran en principalmente que siempre vamos a servir la mejor oferta posible en todo momento, las malas es que no podemos pre calcular un precio hasta que el usuario haya generado el clic.

En el segundo de los casos lo que ofrecemos es un listado más plano con todas las ofertas que tenemos, que son varios miles. Este listado ofrece una URL para cada App en un país y en un dispositivo concreto, de forma que es más sencillo controlar la fluctuación de precios, ya que este cambio es menor. Eso sí, en este caso hay que estar pendiente de que si la oferta cambia, se pausa, se reanuda o llega al capping, hay que gestionarla manualmente, ya que nuestro sistema no sirve nada si la campaña deja de funcionar. Nosotros, a diferencia de muchos otros no redirigimos el tráfico a otra campaña o intentamos servir páginas basura a los usuarios.

La complejidad de Geenapp

Como puedes imaginarte esto es un resumen del funcionamiento de una oferta, ya que hay procesos muy complejos a lo largo de la vida de la oferta y de su mantenimiento, teniendo en cuenta que trabajamos con una veintena de APIs diferentes, con sus modelos de datos distintos, pero que a lo largo del tiempo hemos conseguido estandarizar y poder ofrecer un resultado de calidad.